Por qué empezar el Gimnasio cuando se viene el Verano

Es casi una profecía cumplida: estuviste todo el año pensando en anotarte en el gimnasio y ahora se vino la primavera y en tres meses más ¡el verano!, y ya pasó otro año más y te dejaste estar, ¡o no! Podés empezar ya.

¿Tiene sentido empezar justo ahora?, ¿vas a llegar a ponerte en forma para el verano? Te vamos a dar 7 razones para que sepas por qué SÍ es una buena idea empezar, más que nunca, y JUSTO AHORA.

  • Lindo Clima: antes tenías la excusa perfecta, “llueve”, “hace frío”, “no hay manera de que salga de casa o de que me ponga un jogging”. Pero ahora todo cambió. Amanece antes y atardece después. Hay sol y días cálidos. El clima se presta para salir temprano de casa o volver más tarde. El buen clima te predispone para arrancar a hacer algo nuevo. Podés ir al gimnasio, bañarte allá y volver a tu casa con la frescura de quien ha hecho algo para sí mismo.
  • Aire Acondicionado: no y no. No hay excusas. Tampoco hace “demasiado calor”, porque Sparring Center está equipado con aire acondicionado y por ende hace más calor afuera que adentro. Plus: no gastás electricidad en tu casa. Así que ante el agobiante calor del verano, nada mejor que refugiarse en el placer del microclima del gimnasio.
  • Tiempo Libre: en general el verano es un tiempo relajado para la mayoría de la gente. Aquellos que van a la facultad no tienen que ir ni estudiar y los que tienen otras actividades post trabajo, cortarán por el verano. Además, muchos de quienes trabajan tienen un declive en esta época del año porque los clientes están de vacaciones. Así que aprovechá el tiempo extra y ponete a hacer algo que te haga bien al cuerpo y a la mente.
  • Más confianza: ir al gimnasio te permite ganar confianza en tu cuerpo, porque sabés que lo estás trabajando, que te estás ocupando de él, y por ende te vas a poner la malla y saltar de bomba a la pileta con mucho más ímpetu y orgullo.
  • No más culpa: El verano viene acompañado de cervezas frías, helados, licuados, panqueques y un montón de otras comidas y bebidas con alto contenido calórico que podrás comer sin culpa si te asociás al gimnasio, ¡y venís!, por supuesto. Movés un rato el esqueleto y después te das esos gustos sin que la culpa te taladre el cerebro.
  • Conocer gente: es el momento ideal para conocer gente nueva o quedar con amigos para verse. Y si vas a encontrarte o verte más seguido con alguien, ¿por qué no hacerlo mientras comparten una actividad? Podría ser la excusa perfecta. Hay tiempo para hacer sociales antes y después de las clases. Además en Sparring Center tenemos una mesa larga y unos bancos de lujo para sentarse a conversar.
  • Para llevar la contra: los que entrenan durante todo el año se estarán yendo de vacaciones, y quedan los que se acordaron tarde de empezar. Entre ellos y vos hay algo en común, ¿o no?

Sparring Center es un gimnasio diferente, con clases de Boxeo (para hombres y mujeres), Artes Marciales, Levantamiento Olímpico, Calistenia y Crossfit.

En Sparring Center tenemos clases de 7 a 22 de lunes a viernes y de 9 a 18 hs. los sábados. ¡Venite a probar una clase GRATIS!