La China Cocina: la rompe en las redes, en la cocina y en el gimnasio

*fotos obtenidos desde la cuenta de Instagram de @lachinacocina

Tiene algo más de 40 años y hace algún tiempo decidió adoptar hábitos de vida saludables, y al mismo tiempo alentar a la gente a que lo haga. “Lo importante es entender cómo comer” dice, mientras transita la cuarta semana del “8 Week Challenge”.

En Sparring Center siempre hemos pensado que el entrenamiento físico va de la mano de una buena nutrición. Por eso tratamos de promover consultas al nutricionista y hábitos de consumo saludables para lograr mejorar el rendimiento deportivo y alcanzar un óptimo estado físico.

Paula o “La China Cocina” -como se presenta en Facebook e Instagram– está participando del “8 Week Challenge”, el desafío que proponemos en Sparring Center donde se combinan entrenamiento y nutrición durante ocho semanas. El objetivo es motivar y ayudar a los participantes a cambiar hábitos de sedentarismo adoptando una vida sana y activa para sentirse cada vez mejor con sus cuerpos.

La China es desde hace algo más de un año una bloggera de cocina saludable, pero su historia con los alimentos comenzó mucho antes, cuando a principios de 2006 decidió ayudar a un amigo suyo que siempre fracasaba con las dietas. Lo incentivó a que cambiara su forma de alimentación, sin que eso significara “cerrar la boca y dejar de comer”;  sino eliminar las harinas blancas, el azúcar y reducir las grasas. Este amigo bajó 30 kilos de febrero a diciembre y las recetas comenzaron a circular entre familiares, conocidos, colegas, y fueron cada vez más los que quisieron probar un cambio en la alimentación.

Según ella “la actitud y las ganas son todo”, y aunque tiene una vida súper ocupada (trabaja muchas horas en el centro y tiene una hija adolescente) se toma el tiempo para cocinar y realizar recetas que dice “se pueden hacer en 10 minutos”.  De hecho, su sobrenombre en las redes sociales: “la china”, es una humorada que refiere a la cantidad de cosas que hace al mismo tiempo y a esa idea de “trabajar como chino”.

Para ella la cocina es un esparcimiento y le gusta mucho cocinar para su hija de 18 que juega hockey y para su yerno que disfruta de las barritas caseras de cereal que se hacen en la casa de Paula.  Nunca estudió cocina, siempre le ha gustado innovar o adaptar recetas.

En cuanto a entrenamiento físico, Paula ha practicado muchas disciplinas a lo largo de su vida: spinning, boxeo, taekwondo, etc. Se anotó en el “8 Week Challenge” porque le pareció un desafío sumamente atractivo que combina todo. “Yo creo que comer bien te mejora el estado de ánimo, te pone más optimista y más ágil. Además, cuantas más tareas hacés más actividad física necesitás en tu vida para no sentirte cansada todo el tiempo”. Cuenta que se enamoró de la propuesta porque venía de la mano de la guía de un nutricionista y era una actividad corta y de fuerte impacto. No está sola en este desafío, arrastró a 4 amigos, porque le sobra motivación. Dice que después de 3 semanas ya está a los abrazos “con todos esos locos que saltan, transpiran y se gritan palabras de aliento”, y que piensa participar de un segundo 8 Week junto a su hija, una amiga y quién sabe cuántos más, porque tiene un montón de seguidores en Facebook e Instagram que la ven como una inspiración.

En el gimnasio ya la vemos llegar con sus bolsitas de harina de almendras y otros ingredientes que lleva a todas partes.

Un poco en broma dice que es una evangelizadora y que piensa sumar a muchos más al camino de la vida saludable.

Por lo pronto podés seguirla en Instagram: @lachinacocina, y en Facebook: https://www.facebook.com/lachinacocina/